Manual para promover la regeneración natural en pastos degradados en el Pacífico Central y Norte de Costa Rica

Contenido principal del artículo

Ruperto Quesada-Monge

Resumen

El tema de restauración ecológica o recuperación de áreas degradadas, toma hoy día una importancia que hace unas décadas no la tenía, básicamente por situaciones como la degradación del paisaje y además que se ha revalorizado el bosque como agente por medio del cual se obtiene una serie de beneficios para la sociedad y en particular lo concerniente con la captura de carbono y también en brindar nuevas opciones a los campesinos para mejor su condición de vida.
Es en este contexto donde debe resaltarse la importancia de tener un manual práctico por medio del cual los campesinos en una forma clara y sencilla puedan comprender los alcances que tiene el dejar que sus áreas de potreros degradados se recuperen y se reviertan en bosques. Todo lo anterior sucede bajo un proceso natural de promoción y favorece el establecimiento de la regeneración natural y que con sólo esta acción se inicia el proceso que culmina con un bosque secundario maduro, al cabo de los años. A lo largo de todo el proceso, lo que se gana son beneficios que se pueden medir en términos de: la ganancia de cobertura, la recuperación de áreas degradadas en área con vegetación, la reducción de erosión, el aumento de la biodiversidad, la protección de las fuentes de agua, la belleza escénica, aspectos todos que la sociedad hoy día valora. Por lo tanto, hay que motivar al campesino para que adopte el manual que se ofrece y lo ponga en práctica, con esta acción se garantiza el inicio de un proceso del cual todos nos veremos favorecidos. Para propiciar el establecimiento del bosque secundario en pastizales degradados, debe
brindarse cierta información necesaria al propietario acerca de los beneficios económicos, ambientales y sociales que se tienen al tomar esa decisión. Normalmente, el propietario deja en abandono tierras por diferentes causas:
? La rentabilidad disminuye y es costoso continuar con la actividad agrícola ahí desarrollada, en particular sobre áreas de pastizales debido a la pérdida de productividad. Así, la degradación de las áreas agrícolas y ganaderas se convierte, indirectamente, en la principal causa que promueve el abandono y consecuente recuperación de las fincas.
? La pendiente del terreno establece el límite para realizar labores de preparación, pero a su vez se convierte en la variable más importante para definir el uso de la tierra, según la metodología de capacidad de uso del suelo. Por lo tanto, si el objetivo es ganar cobertura a través de la recuperación de pastizales degradados, se debe convencer al propietario que ese terreno no debe volverse a emplear en ganadería. Esto debido a
que los rendimientos son bajos comparados con terrenos con pendientes menores, donde el pastizal crece mejor, además donde la erosión no es problemática. Mediante estas consideraciones, se pretende favorecer el establecimiento de un bosque secundario, por medio del cual se garantice un incremento en la biodiversidad (plantas y animales), además de lograr en forma directa la protección de los suelos, y la captura de carbono. Por lo tanto, dentro de la unidad productiva del campesino, existirán áreas que por muy diversas razones no son empleadas por el propietario: están en una condición de abandono, bien en un periodo de descanso (término empleado para indicar que se tiene un terreno en recuperación de fertilidad del suelo), o bien, porque las condiciones del sitio no son aptas para actividades agrícolas.
Algunas de las características que pueden o tienen que tener en común las fincas o propiedades en las cuales se incentivaría la recuperación a través del proceso de regeneración natural, serían:
? La cobertura actual de pastos o potreros.
? Propiedades o fincas recién abandonadas.
? Normalmente con topografía ondulada mayor a 25% y quebrada menor a 60%.
? Normalmente con escasos o ningún árbol.
? La presencia de roca constituye una limitante para el pastoreo.
? Sin fuentes de agua cercanas para el ganado vacuno o caballar.
? La capa del suelo orgánico escaso o sin ella.
? La calidad de pastura (especie de gramínea) de bajo rendimiento.
? Potreros en descanso (varios años).
Las mismas características pueden considerarse en forma individual o combinada. Algunos de los problemas que pueden presentársele al campesino para continuar trabajando el área serían:
? La falta de interés en continuar trabajando el terreno debido a la baja productividad.
? La falta de dinero para cubrir los costos de mantenimiento de potreros.
? La crisis económica en la venta del hato ganadero.
? El desarrollo de otra actividad más rentable.
? La desintegración familiar.
? La necesidad de fraccionar la unidad productiva.
Se pretende que el propietario contribuya al establecimiento del bosque secundario, adicionalmente él tendrá acceso a los fondos económicos existentes por permitir la recuperación de bosques. Lo cual debe ser visto como una forma de compensación por dejar recuperar esta parte de su finca. Palabras clave: Regeneración natural, Potreros degradados, Pacífico Central, Pacífico Norte, Costa Rica, Sucesión secundaria, Guías técnicas.

Detalles del artículo

Cómo citar
Quesada-Monge, R. (2012). Manual para promover la regeneración natural en pastos degradados en el Pacífico Central y Norte de Costa Rica. Revista Forestal Mesoamericana Kurú, 4(11-12), pág. 70–138. Recuperado a partir de https://revistas.tec.ac.cr/index.php/kuru/article/view/495
Sección
Artículos científicos