Estado actual de contaminación con coliformes fecales de los cuerpos de agua de la Península de Osa

##plugins.themes.bootstrap3.article.main##

Jesús Mora-Molina
Guillermo Calvo-Brenes

Resumen

La contaminación de los cuerpos de agua
en Costa Rica y en todo el mundo es uno
de los principales problemas ambientales,
debido a la importancia estratégica
de este recurso. El recurso hídrico es
un elemento esencial no solo para la
preservación de la vida, sino también para
la conservación de la flora y fauna de la
región.

Su conservación y su calidad están
estrechamente vinculadas, prácticamente,
a todas las actividades económicas y
sociales en forma ineludible, así como a la
salud de su población.
La Península de Osa se ha caracterizado
por ser una zona con una exuberante
biodiversidad, tanto en su flora como
en su fauna, raramente encontrada en
una zona pequeña.

En 1975, se creó el

Parque Nacional de Corcovado,

el más importante parque de Costa Rica y que
protege a un tercio de la península. Este
exótico territorio que es la Península de
Osa no está exento de amenazas, debido a
la fragmentación y destrucción del hábitat,
la deforestación por la explotación de la
madera y el mal planeamiento en el uso de
la tierra, la extracción ilegal de recursos,
entre ellos el oro, y el crecimiento de la
población en sus alrededores.


El Reglamento para la evaluación y la
clasificación de la calidad de cuerpos de
agua superficiales establece como límite
en el contenido de coliformes fecales
en el agua para actividades recreativas
de contacto primario, un valor de 1000
(NMP/100mL). Este mismo valor máximo
se aplica para el riego de hortalizas y
otros alimentos que se consumen crudos;
mientras que para el uso en abrevaderos
y actividades pecuarias el valor máximo
permisible de coliformes fecales es de
2000, por mencionar algunos casos.


Se realizó un estudio sobre la contaminación

microbiológica, utilizando como indicador                                                          el contenido de coliformes fecales                                                                  en varios de los ríos en las localidades de
Piedras Blancas, cerca de Chacarita,
así como en Puerto Jiménez, Rincón y
la bahía de Drake; estos tres últimos
pertenecientes a la Península de Osa. El
objetivo fue conocer la situación actual y
los posibles riesgos de contaminación de
estos cuerpos de agua, dado el desarrollo
que se viene dando en la zona, tales como
el incremento en las actividades agrícolas,
industriales, mineras y turísticas. Además,
en la Península no se cuenta con estudios
microbiológicos efectuados previamente,
excepto el estudio llevado a cabo por Jean-
Batiste Livenais en la zona de Drake.

Se encontró que la mayoría de los cuerpos
de agua de la península no se pueden
utilizar para fines recreativos de contacto
primario, la acuacultura o para el riego de
cultivos que se consumen crudos, ya que
sobrepasan el límite máximo permisible
en su contenido de coliformes fecales que
establecen los reglamentos nacionales.

##plugins.themes.bootstrap3.article.details##

Cómo citar
Mora-Molina, J., & Calvo-Brenes, G. (2011). Estado actual de contaminación con coliformes fecales de los cuerpos de agua de la Península de Osa. Revista Tecnología En Marcha, 23(5), pág. 34. Recuperado a partir de http://revistas.tec.ac.cr/index.php/tec_marcha/article/view/56
Sección
Artículos

Artículos más leídos del mismo autor/a

1 2 3 > >>