Bondades ecológicas del búfalo de agua: camino hacia la certificación

##plugins.themes.bootstrap3.article.main##

Gerardo Barboza-Jiménez

Resumen

El búfalo de agua (Bubalus bubalis) es un animal rumiante de la familia Bovidae que por sus atributos naturales hace unos cinco milenios pasó de ser salvaje a doméstico, con muy buen suceso, pues ofrece grandes y variados beneficios. Es uno de los animales domésticos más importantes, de uso antiguo, de gran importancia en el presente y futuro de la humanidad.

La fuerza del búfalo trasciende a su capacidad de halar o arrastrar y remonta a muchas especies de interés económico por su aporte de alimento y trabajo, pues además de carne, leche, trabajo y excrementos, el búfalo es una especie novedosa de uso en el turismo rural, y por sus características naturales, rusticidad y adaptabilidad es utilizado en el control del crecimiento excesivo de vegetación en humedales; por todo eso, hay quienes se refieren al búfalo como una “especie sin igual”. Algunos científicos han empezado a recomendar el búfalo doméstico como un medio de bajo costo para controlar y prevenir el crecimiento incontrolado de plantas en humedales naturales (animalesextincion.es, 2009); se ha realizado incluso en áreas silvestres protegidas, a favor de la naturaleza. Los búfalos, al comerse la vegetación, permiten recuperar espejos de agua y generan condiciones heterogéneas de barro expuesto, ambos necesarios para ser utilizados por aves acuáticas y otras especies silvestres de flora y fauna.

Se reconocen beneficios ecológicos, sociales y económicos de ese manejo, pues por un lado los búfalos ayudan en la conservación de sitios de interés ambiental y científico y por otro, los productores locales dueños del hato, obtienen ganancias con la participación de sus animales en el manejo de humedales.

El pastoreo se ha practicado en algunos humedales en todos los continentes y gracias a ese manejo, algunos sitios naturales sostuvieron, lograron obtener o tienen el día de hoy, el rango de humedal de importancia internacional, asignado por la convención mundial de humedales y el país contraparte (Barboza, 2005).

Por otra parte, hace 30 años, en una revista de la FAO se escribió: “El búfalo común es el animal doméstico más descuidado del mundo y con un máximo potencial sin explotar” (Cockrill, 1980). La situación ha cambiado y mejora significativamente para bien de la especie y de la humanidad.

El búfalo de agua cuenta con gran potencial por sus atributos naturales y debido a situaciones como la generada desde mediados de los años ochenta por la crisis de la vaca loca en Europa, la preocupación global por el deterioro ambiental y las tendencias y nuevas corrientes hacia hábitos de consumo más sanos, existen y se abren mejores oportunidades para incursionar en la producción pecuaria ecológica, con productos y subproductos de búfalo de gran valor y aceptación en el mercado.

##plugins.themes.bootstrap3.article.details##

Cómo citar
Barboza-Jiménez, G. (2011). Bondades ecológicas del búfalo de agua: camino hacia la certificación. Revista Tecnología En Marcha, 24(5), pág. 82. Recuperado a partir de http://revistas.tec.ac.cr/index.php/tec_marcha/article/view/167
Sección
Artículos